jueves, 14 de febrero de 2013

"Las ventajas de ser un marginado" y "Gangster Squad"

En mi crítica semanal y con la habitual mezcla de géneros, le toca el turno a un drama adolescente, "Las ventajas de ser un marginado" y una película gangsteril, "Gangster Squad".




Charlie (Logan Lerman), un joven tímido y marginado, escribe una serie de cartas a una persona sin identificar en las que aborda asuntos como la amistad, los conflictos familiares, las primeras citas, el sexo o las drogas. El protagonista tendrá que afrontar el primer amor hacia Sam (Emma Watson), el suicidio de su primer amigo y su propia enfermedad mental. Al mismo tiempo, lucha por encontrar un grupo de personas con las que pueda encajar y sentirse a gusto.

"Las ventajas de ser un marginado" es una película que recurre a la nostalgia del espectador mostrando lo que sucede en esos años de instituto en los que la infancia se está marchando y la madurez llega casi sin avisar. Debo confesar que me sentí identificado en muchas cosas con ese protagonista que empieza a descubrir los resortes del mundo adulto, a plantearse cosas, a creer en el amor, en la amistad como el lazo imborrable, el aprendizaje de que la pérdida es inevitable y de que pocas cosas duran para siempre. De la música que empiezas a conocer a través de otros, de lo que te sugiere, del conocimiento y las sensaciones compartidas, las pequeñas locuras donde cada momento es un mundo. Momentos que dejan muchos y variados recuerdos, que en mi caso viví más en la universidad que en el colegio.



El filme es la adaptación de su propia novela por parte de Stephen Chbosky, publicada a finales de los 90 y que se ha convertido en pieza de estudio en colegios e institutos de Estados Unidos al tratar muchas de las inquietudes adolescentes de un personaje de esos que no llaman la atención, que suele ser arrinconado con sus peculiaridades y que consigue la integración social en un grupo de otros inadaptados, que no se mueven necesariamente con la corriente.



A todo ello ayuda un planteamiento comprensivo con sus personajes sin caer en sentimentalismos, así como el buen trabajo de su trío protagonista, en una ambientación que remite a principios/mediados de los años 90 (los protagonistas tiran  de cassettes, apenas hay CDs y hay poco rastro de ordenadores, aparte de alguno toques de moda) y que tiene una alcance universal, porque es inevitable identificarse con algunas de las cuitas de los protagonistas.




"Gangster squad" es lo nuevo de Ruben Fleischer, director que debutó con la exitosa "Bienvenidos a Zombieland" y pasó de puntillas con "30 minutos o menos" antes de afrontar una trama inspirada en hechos reales y que remite a "Los intocables de Elliott Ness" que dirigiera Brian DePalma en los años 80, con ese grupo de agentes de la ley tratando de fastidiar los planes del mafioso, en aquel caso Al Capone, aquí Mickey Cohen.



Los Angeles, 1949. El despiadado rey de la mafia Mickey Cohen (Sean Penn) lleva la batuta en su ciudad, cosechando los sucios beneficios de las drogas, las armas, la prostitución y de todas las apuestas que se hagan al oeste de Chicago. Y todo esto lo hace bajo la protección, no sólo de sus matones a sueldo, sino de la policía y de los políticos bajo su control. Por ello se pondrá en marcha un operativo de policías encabezado por el Sargento John O’Mara (Josh Brolin) y Jerry Wooters (Ryan Gosling), que aunarán sus fuerzas para intentar desestabilizar el mundo de Cohen, mientras Wooters se interesará más por Grace (Emma Stone), la chica de Cohen.



La película tiene una ambientación impecable, aunque su estilo se aproxima más a lo que haría Tarantino con una trama de este tipo que a una película de cine negro clásico con Humphrey Bogart o James Cagney. Aquí hay ralentizados para resaltar los tiroteos y los momentos de violencia y el director no se muestra tacaño con la sangre que se ve en pantalla, algo que deja claro en la primera secuencia del filme, en la que un sicario es partido en dos en primer plano. Todo ello aderezado con un cínico sentido del humor, como corresponde a una cinta protagonizada por un grupo de tipos duros.



El reparto está lleno de nombres interesantes y en este sentido no decepciona, destacando especialmente Josh Brolin haciendo gala de su habitual hieratismo con gran convicción y los papeles más secundarios de actores veteranos como Robert Patrick o Nick Nolte, que piden a gritos una mayor intervención. Algo similar sucede con Emma Stone y Ryan Gosling, cuya relación se construye en varias elipsis en las que el espectador se tiene que hacer la idea de lo que pasa entre medias con ellos, que pasan de flirtear a ser amantes entregados sin mucho preámbulo. Lo malo de las elipsis es que tan malo es explicar mucho como no contar nada y en el caso de ellos se echan en falta páginas de guión que desarrollen su relación. El que más desentona es un Sean Penn, que aquí muestra su histrionismo más paródico y su Mickey Cohen es un poco villano de tebeo, con un rostro maquillado que lejos de dar un aspecto más amenazador le hace simplemente desagradable.



Una película bastante interesante y muy entretenida, que se sigue con interés y deja un buen sabor de boca. Merece la pena echarle un vistazo.


8 comentarios:

  1. Pese a estar protagonizada por adolescentes no me llama mucho la primera peli, no me gusta la chica de Harry Potter y si es un drama pues menos.

    "Gangster squad" sí me interesa algo más, pero se me han bajado las expectativas tras leer sobre ella y ahora no sé si me va a gustar. La veré, pero ya no tengo prisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Gangster squad" es de esas películas que no sé muy bien por qué ha sido tan mal recibida, a mí me ha parecido una película muy interesante.

      La de "Las ventajas de ser un marginado" si que te la recomiendo, aunque sea para que la veas en DVD, creo que te puede llegar a gustar.

      Eliminar
  2. Cómo no, tus críticas siempre me provocan unas ganas tremendas de ver ciertas películas. Pero esta vez, no sé cual ver primero.

    "Gangster squad" mayormente la voy a ver porque sale uno de mis actores favoritos, Ryan Gosling. De hecho, cada vez me sorprende más desde que lo vi en la película "El diario de Noah". Se adapta bastante bien a los papeles. (Creo que veré esta primero).

    Luego ya me sumergiré en esa película que refleja muy bien el salto de la adolescencia al mundo "real" y adulto, por el que todos hemos y estamos pasando.

    Un saludo.

    PD: Me he leído tu anterior entrada y me ha encantado que tocases ese tema. En realidad nunca llegaremos a conocer al 100% a las personas, ni siquiera a nosotros mismos. Podemos llegar a sorprendernos (para bien o para mal, obviamente) con la mayoría de personas con las que vivimos rodeados. Cada uno es un mundo, y lo percibe según su forma de mirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ryan Gosling ha sabido reinventarse después de "El diario de Noa", lejos de encasillarse en papeles romanticones ha buscado otros retos, aunque con su voz de pito y su mirada adormilada a mí me cuesta verle de galán, pero bueno.

      Yo te recomendaría que vieras primero la de las ventajas de ser un marginado, creo que te puede llamar más la atención. "Gangster Squad" es más de tema gangsters y si no te atrae mucho ese género puede que no te guste.

      Cada vez que conozco a más gente y me conozco más a mi mismo, más convencido estoy de que hay muchas cosas por descubrir. Porque como dices, nunca llegamos al fondo de nosotros mismos, así que aún menos con los demás

      Eliminar
  3. La primera me gustó mucho. Eso sí, tengo ganas de leer el libro y creo que el final hubiera necesitado más explicación previa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, al final quedan dudas sobre lo que pasó entre él y su tía, aunque se dan a entender ciertas cosas. A mí encanta el momento túnel con el "Heroes" de Bowie, a ver si así ayuda a que lo descubran las nuevas generaciones. Porque como cantaba ahí, todos podemos ser héroes, aunque solo sea por un día

      Eliminar
    2. No, no. En ese sentido (SI ALGUIEN LEE, ESTO ES UN SPOILER) yo creo que queda claro que su tía le tocaba. De ahí que lo recuerde cuando Sam le toca la pierna, ya que ella le había dicho que era su pequeño secreto y él había decidido bloquearlo. Si te fijas, cuando le daban las "crisis", solía recordar cosas de su tía, pero como solía hablar tan bien de ella era fácil pensar que simplemente se sentía culpable por su muerte o la echaba de menos. A lo que me refiero es que esas crisis no eran tan fuertes como para desencadenar después todo lo del final. Parecían tristeza por un cúmulo de situaciones, pero no algo que tuviera que salir a la luz. Es como si realmente no hubiera ningún cabo suelto y al final ataran esos inexistentes. Quizás en el libro profundicen más sobre eso.

      Eliminar
    3. Sí, yo creo que se juntó todo lo que tenía reprimido de su tía con la frustración de que el personaje de Emma Watson se fuera y el relacionar lo que sentía con ese oscuro suceso del pasado y todo eso le hizo perder la cabeza.

      Puede que en el libro venga mejor explicado, no es lo mismo narrar con palabras que con imágenes, las cosas hay que explicarlas de diferente manera

      Eliminar