lunes, 7 de enero de 2013

"Los Miserables": Un musical con mucha música

Ya han terminado las Navidades y no he querido hacerlo sin ir a ver una de las películas que más bombo y platillo han tenido durante estas fechas. Me estoy refiriendo a "Los Miserables".



 
El expresidiario Jean Valjean (Hugh Jackman), pese a convertirse en hombre respetable, es perseguido durante décadas por el policía Javert (Russell Crowe), un duro funcionario de la ley que no cree en la redención de los criminales. Cuando Valjean decide hacerse cargo de Cosette, la pequeña hija de Fantine (Anne Hathaway), sus vidas cambiarán para siempre. Todo ello con el marco histórico de la agitación social y la miseria de la primera mitad del siglo XIX en París.


 
"Los Miserables" es la adaptación a la gran pantalla de un musical que se hizo en los 80 inspirado en la novela-río (de esas que abarcan décadas en la vida de los personajes) de Victor Hugo y que ha tenido un gran éxito allá donde se ha interpretado, siendo un clásico en los escenarios de Broadway y Londres. De este modo nos hallamos ante una de las grandes obras decimonónicas en un ambiente cantarín, donde los personajes cantan a los cuatro vientos sus aventuras y desventuras. La versión corre a cargo de Tom Hooper, el galardonado director de la estupenda "El discurso del rey", que se haya con la díficil papeleta de llegar al público con un musical de dos horas y media en el que el 95 por ciento del metraje es cantado, con unas escasas líneas de diálogo puro y duro. Y la papeleta la supera con solvencia, aunque con reservas.
 
 

Hooper opta por una puesta en escena más teatral que cinematográfica, con planos cortos y cerrados en sus personajes, sin importarle mucho el decorado, tan solo el número inicial y el final son tan granguiñolescos como un musical de cine exige. El resto de canciones están más centradas en los personajes y su rostro, da un poco igual que sea el París del siglo XIX o cualquier ciudad de nuestros días. Esto no me pareció mal, viene a ser como una especie de película en la que los personajes no pueden escapar de si mismos, la cámara no les deja expandirse con el escenario. Es como si hablaran cantando, como si fuera un musical sin serlo. Los que gusten de grandes coreografías con muchos extras bailando al unísono se van a sentir decepcionados.
 
 

También hay que destacar la labor de sus actores, que tuvieron que interpretar en directo durante el rodaje las canciones (el procedimiento habitual suele ser grabar la música primero y después sincronizar el movimiento de los labios) y dan vida con convicción a sus personajes. De todos ellos me quedo con una Anne Hathaway desgarradora como Fantine, una mujer que debe prostituirse para mantener a su hija y a la que dan ganas de llevarte a casa a cuidar de ella de lo mal que lo pasa. Para ello Hathaway perdió mas de 10 kilos y se cortó su hermosa melena, en una interpretación con aroma de Oscar. Ella tiene algunos de los mejores minutos de una película que a veces te llega al corazón y a veces te hace mirar el reloj, de tan irregular que resulta el conjunto.
 
 
 
Hugh Jackman y Rusell Crowe cumplen con creces como el sufrido Valjean y el pertinaz Javert, aunque les vi un poco perdidos en sus papeles, les he visto mejor en otras ocasiones. Amanda Seyfried como Cosette demuestra una vez más que tiene una voz con la que puede cantar lo que sea y resultar adorable y también quiero destacar a Samantha Barks como Eponine, la mujer que pretende el afecto del revolucionario Marius (Eddie Redmayne) y que por ello envidia a Cosette. Ella ha estado en las representaciones del musical original y se le nota el conocimiento de un papel que emociona. Por su parte, Sacha Baron Cohen y Helena Bonham Carter ponen las gotas de humor como una pareja de posaderos con bastante cara dura.
 
 

Creo que al filme le habría venido como anillo al dedo un poco más de diálogo sin canciones, para evitar el efecto de empacho con el que se sale de la película, de esas que ya estás esperando que se acabe, que sea ya la última canción. Con todo ello, es una cinta interesante y que se puede ver. A mí me ha dado ganas de leer la novela de Victor Hugo, sobre todo con citas como ésta.
 
"El ser humano sometido a la necesidad extrema es conducido hasta el límite de sus recursos, y al infortunio para todos los que transitan por este camino.

Trabajo y salario, comida y cobijo, coraje y voluntad, para ellos todo está perdido. La luz del día se funde con la sombra y la oscuridad entra en sus corazones; y en medio de esta oscuridad el hombre se aprovecha de la debilidad de las mujeres y los niños y los fuerza a la ignominia. Luego de esto cabe todo el horror. La desesperación encerrada entre unas endebles paredes da cabida al vicio y al crimen.

Parecen totalmente depravados, corruptos, viles y odiosos; pero es muy raro que aquellos que hayan llegado tan bajo no hayan sido degradados en el proceso, además, llega un punto en que los desafortunados y los infames son agrupados, fusionados en un único mundo fatídico."

Ellos son "Los Miserables", los parias, los desamparados."

6 comentarios:

  1. Pese a que es muy difícil adaptar un musical tan bello y llevarlo a la gran pantalla, creo que han hecho un excelente trabajo. Han sido muy fieles al musical... obviamente, los actores no son cantantes profesionales salvo Eponine... que cuándo entra en escena, los demás desaparecen!

    Estoy contigo con la interpretación de Hathaway, sencillamente genial!

    Estoy deseando verla de nuevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se nota que la chica ha actuado varias veces en el musical, transmite algo especial cuando está en pantalla.

      Por eso del empacho que comentaba si pienso en verla de nuevo me da un poco de pereza, pero aún estoy digiriéndola, veremos más adelante

      Eliminar
  2. Yo fui a verla el día del estreno. Me gustó muchísimo el musical, así como la serie y la otra versión que había de la película, y me gusta mucho la novela. Me parece un gran historia y estoy bastante contenta con el resultado.
    Aunque lo de que toda la película sea cantada puede parecer arriesgado, a mi me parece una buena elección. Cuando llegué a casa moría de ganas de escuchar la banda sonora.
    Russel Crowe me sorprendió para bien, y eso que no tenía mucha confianza en él. Y Hathaway, aunque le tengo algo de manía a esa chica, me parece que está genial. Aunque me da un poco de rabia que casi se le de más nombre que a Amanda Seyfried cuando esta es más protagonista...
    PD. Siempre he sido muy team Eponine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Russell Crowe ha sido el actor más discutido del reparto por su forma de cantar, pero a mí me suena bien, al fin y al cabo se trata de transmitir más que de ver quien tiene la mejor voz.

      Sí, la verdad es que Hathaway sale menos de lo que suponía, Amanda tiene más minutos en pantalla También me sentí identificado con el papel de Eponine, he vivido alguna vez su situación y me resultó reconocible lo que siente

      Eliminar
    2. Yo la verdad es que nunca he estado en esa situación. Con lo de "team Eponine" me refería a que me gusta su personaje desde siempre.

      Eliminar
    3. Yo no conocía el personaje de antes, no he leído el libro ni visto el musical, de oídas solo me sonaba Valjean. Lo cierto es que es un personaje muy interesante, el que más me gustó junto con el de Fantine.

      Eliminar