domingo, 22 de abril de 2012

Humorismo


"El mundo es un valle de lágrimas, siempre lo ha sido y siempre lo será. Los que pueden enjugar nuestras lágrimas y hacer que asomen a nuestros labios trémulas sonrisas son más preciosos para nosotros, a decir verdad, que todos los estadistas y generales y sabios, más incluso que los grandes artistas" (Paul Johnson en su libro "Humoristas")


Siempre que oigo a alguien vender algo como un remedio para estos tiempos duros que vivimos me da la risa, porque ese "para estos tiempos duros que vivimos" o "con la que está cayendo" son las excusas perfectas de aquellos que pretenden dar gato por liebre y ofrecen humor de poca categoría, de escasa gracia. Esas expresiones recuerdo oírlas desde que tengo uso de razón, ya fuera por la guerra de los Balcanes, el conflicto de Ruanda, el de Oriente Medio, el 11-S, la guerra de Afganistán, la guerra de Irak y cualquier suceso que no sea de carácter positivo, que ahora es la crisis económica.


Y digo que me da la risa y detecto ya el humor infame y de baja calidad en los que usan esas coletillas, porque es algo ridículo si alguien tiene algún conocimiento de historia y literatura. Si se tienen esos conocimientos se verá que el mundo nunca ha sido un lugar fácil, que cada época ha tenido sus partes negativas, que el mundo de la piruleta solamente existe en algunos cuentos. Así que cuando oigo cosas sobre lo dura que es la vida hoy en día me acuerdo de la esclavitud, de la Inquisición, de las hambrunas, de la mortalidad infantil, de la media de edad en los 40 años, de las pestes, de la falta de agua corriente, de calefacción y de luz, de los desperdicios tirados por las calles y de muchas más cosas que hoy en día resultan desconocidas en el Primer Mundo y que eran moneda de cambio habitual "antes", cuando para algunos agoreros recalcitrantes todo era mejor que ahora.


Y eso sin contar los problemas personales, sentimentales o familiares, que esos no entienden de época ni de usos sociales. Basta abrir cualquier novela de décadas y siglos anteriores y darse cuenta de que las cuitas y preocupaciones en esos ámbitos han sido siempre muy similares. Por eso el humor existe desde el principio de los tiempos, porque es una vía de escape a los golpes de la vida. Por eso la gente que nos hace la vida un poco más feliz, ya sean humoristas o personas que tenemos a nuestro alrededor y que nos reconfortan el alma, es tan valiosa. Porque nos hacen creer en la felicidad, sentir la felicidad siempre que están ahí presentes.


Así que ya saben, cuando vean a alguien que venda su programa de televisión, su libro o su película como un remedio para superar "la que está cayendo" probablemente les está vendiendo algo tan malo que no sabe a lo que agarrarse para justificarlo. La foto de esta entrada es para el insigne Charles Chaplin, alguien que supo reírse de todo con buen tino porque conocía muy bien los males que siempre aquejan a la vida.

4 comentarios:

  1. Casi casi se diría que es Chaplin, ¡pero no es! ¿Quién es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has pillado el juego de imágenes, jeje. Es Robert Downey Jr. caracterizado de Chaplin en la peli sobre el gran artista que protagonizó en 1992

      Eliminar
  2. Es una entrada muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado

      Eliminar