jueves, 11 de abril de 2013

Formas de ver las relaciones amorosas



Hay veces en las que alguien cuenta un pensamiento que te llama la atención y lo hace de una manera que coincide bastante en la forma en que lo expresarías. En ese tipo de ocasiones creo que lo mejor es citarlos porque poco más se puede añadir por tu parte. Viene esto al caso por un artículo que he encontrado por Internet de la presentadora televisiva Nuria Roca, que últimamente parece haberse centrado en una faceta de escritora tras debutar hace unos años en solitario con "Sexualmente" y publicando después junto a su marido novelas como "Para Ana de tu muerto" o "Lo inevitable del amor". En este artículo habla sobre los giros del idioma a la hora de referirse a las personas en pareja, a las que han roto la relación o a las que no tienen pareja y sobre cómo ese lenguaje parece tener una cierta intencionalidad. A continuación lo transcribo íntegramente:

"Existe una perversión en el lenguaje en esto de la pareja. Debe ser por eso de nuestra educación católica que se da por hecho que el estado ideal del ser humano es el de estar en pareja. ¿Estáis seguros de eso? Nosotros opinamos que depende. Depende de cada individuo y depende de cada pareja. Sin embargo, cuando alguien no tiene pareja estable parece encontrarse en un estado de transición que no debe durar demasiado tiempo para no llegar a ser preocupante. Si a determinada edad no tienes pareja estable es que algo falla. Últimamente hemos mejorado en la presión que los solteros y, especialmente, las solteras tienen al llegar a determinada edad, pero una vez cumplidos más de treinta y cinco años cualquier persona sin pareja parece un ser incompleto. El lenguaje, como decíamos, contribuye mucho a eso. Hay algunas frases hechas, coletillas supuestamente inocentes que se emplean al hablar y que acaban confundiendo algunas cosas.

Se identifica como un “fracaso” cuando una relación se termina. Se da por hecho que una relación debe durar toda la vida y si no es así es que se ha fracasado. Menuda estupidez, con perdón a los que así piensen. Las relaciones pueden ser para siempre o pueden caducar sin que hayan fracasado. Han podido ser estupendas hasta que dejaron de serlo. Simplemente. Otra de las frases, quizá la más perversa de todas, que nos hace identificar la supuesta felicidad con tener pareja es la que se emplea cuando alguien después de una ruptura vuelve a encontrar pareja: “Ha rehecho su vida”. Increíble. Tu vida estaba “hecha” cuando tenías pareja, se deshizo cuando dejaste de tenerla y se rehace cuando vuelves a estar comprometido. Esa de “rehacer tu vida” te deja sin posibilidad de tener una vida plena si no la compartes con alguien. Yo, nosotros, hemos visto algunas vidas deshechas precisamente por tener pareja y otras bastante felices sin tenerla.

En todo caso, parece que el lenguaje nos obliga a sufrir. Porque al igual que se dice que nuestra vida se “rehace” al volver a tener pareja, también se da por hecho que al tenerla perdemos nuestra “libertad”. En cualquier programa de televisión podemos escuchar con normalidad que Fulanita puede estar con Menganito porque es una persona “libre”, que no tiene pareja. Otra perversión del leguaje: pareja es igual a pérdida de libertad. Son frases que escuchamos a diario en los medios de comunicación. Aparentemente inocentes, pero que sería preciso revisar. Tener pareja es igual de bueno o de malo que no tenerla. Que no nos confunda el lenguaje."

La verdad es que estoy bastante de acuerdo con lo que dice, aunque discrepo en la necesidad de revisar el lenguaje, con el consiguiente peligro del revisionismo desde una óptica políticamente correcta que pueda crear casos tan olvidables como eso de "miembros y miembras" y similares. El lenguaje es el que es y somos nosotros los que le damos una intencionalidad buena o mala, yo soy de los que creen que decir "ellos" no es machista ni excluye a las mujeres.

Pero más allá de lenguajes estoy de acuerdo con las ideas, con esa visión más bien negativa que se le da a no tener pareja, ya que eso puede ser una elección meditada. Hay gente que vive sola y está tan contenta, que no cree que su vida haya sido malograda y gente que vive mal acompañada y no se atreve a hacer nada por el "horror vacui", por el miedo al vacío y ese temor tan ancestral de quedarse sola y que nadie la quiera. Es algo entendible y que todos hemos sentido alguna vez, pero creo que lo primero sería desarrollarse uno mismo en la medida de lo posible y si se tiene la posibilidad de encontrar a una persona que aún te mejore más, que te llene más, pues apostar por ello. Que la pareja y el amor que se sienta por ella sea una fuerza constructiva que nos haga ir aún más allá de lo que nos creemos capaces, no una fuerza represora que nos haga más cobardes.

Quizá esto que digo no sean más que bellos ideales que en la realidad no suelen cumplirse, pero así es como lo veo yo. Creo que el amor de verdad por alguien tiene que hacerte crecer y aportarte cosas, no hacerte ir hacia atrás.

12 comentarios:

  1. Me he leído todos los libros de Nuria Roca. En Navidades, en el tren, empecé sexualmente y me enganchó ella, su forma de escribir, de tal manera que, pese a estar en exámenes, cada noche caía uno entero. Y estoy de acuerdo también con ese artículo que has puesto. Pero por desgracia creo que es inevitable...
    Nos inculcan una serie de valores, nos venden unos modos de vida como "mejores". Estamos determinados por las reglas sociales de la sociedad a la que pertenecemos, y aunque podamos darnos cuenta de cosas, porque las sociedades cambian y evolucionan, y cambiarlas, seguramente haya otros mil errores en los que caemos sin ser siquiera conscientes de ello, de igual modo que ahora, o más bien hace unos años, la gente creía eso de que "si a los 30 no tienes pareja, algo va mal".
    Reflexión al margen, pienso que esa idea se está quedando anticuada: hoy en día hay quien prefiere vivir soltero y no está tan mal visto. Incluso nosotros lo aceptamos mejor. Yo creo que cada uno alcanza la felicidad de una manera. Que con las cartas que tenemos debemos elegir la mejor jugada, y que si no conoces a alguien con quien merezca la pena, es mejor disfrutar de tu independencia.
    En cuanto a lo de terminar una relación, más de lo mismo. Eso de prolongarla porque lo has prometido hasta que la muerte te separe es absurdo, además de causar dolor innecesario no sólamente en ambos miembros, sino en ocasiones en otras personas de su alrededor.
    PD. En lo de "ha rehecho su vida" pienso que en parte se utiliza porque muchas parejas son demasiado "dependientes" y, cuando cortan, parece que se quedan vacías. Que el tiempo que compartían ahora es tiempo libre. Se rehacen reencontrándose, reinventándose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hoy se acepta un poco más, pero ves incluso a gente joven que sigue en esos términos y hacen ver a otros, por sus palabras o sus actos, que son raros por no estar emparejados. Siempre da penilla ver a la gente que se conforma con una relación que no le llena y que mantiene más por presión social o por lástima.

      Es normal que salga a relucir lo de rehacer, como dices, se ha pasado mucho tiempo y muchas experiencias con la otra persona y se ha entregado una buena parte de uno mismo, que hay que ir recuperando poco a poco. Lo que me sigue sorprendiendo son esos casos de gente que deja una relación y al cabo de nada ya están con otra. ¿Tan poco querían ya a su anterior pareja que la olvidan tan pronto?

      Eliminar
  2. Interesante reflexión. Nunca había reparado en estas expresiones y coletillas y yo sí que opino que habría que revisarlas, porque como bien dice Nuria hemos sido creados con resquicios de los ideales católicos, al menos yo.

    Compartiré el artículo de Nuria en mi Facebook, merece la pena que la gente lo lea :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este país nos ha llegado a muchos la misma forma de educación y eso influye incluso aunque creamos que no, de una forma inconsciente. Y la ruptura con una persona a la que has querido nunca es fácil y suele ser doloroso, no puedes dejar que te invada cierta sensación de fracaso y de oportunidad perdida. Pero lo cierto es que nuestra vida tampoco se ha terminado por ello, es de eso de lo que hay que darse cuenta.

      Besos para ti también

      Eliminar
  3. Sí muchas veces hablamos a la ligera sin pararnos a pensar en el significado de las palabras. Yo sigo siendo libre a pesar de tener pareja, porque soy libre de tenerla o no tenerla. Luego cada uno es libre en su relación de normalizar ciertas cosas. Para mi es normal ir al cine sola, ir de compras sola, salir de fiesta sin mi pareja...otros no aceptarían eso de estar en pareja pero cada uno elige con libertad, sin pistolas en la sien creo yo. Lo de rehacer...desde luego es mejor decir "hacer vida sin o con" rehacer es cuando se ha deshecho algo, y puede que tengas que rehacer cuando algo grave desmorona tu vida, una enfermedad, un accidente...pero chico hay gente que ve una ruptura como algo así de grave. Cada uno ve las cosas y usa el leguaje...a su manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el caso que comentas me parece muy adecuado, el de mantener una cierta independencia dentro del compromiso. Que está muy bien que la gente que está emparejada quiera compartir experiencias, pero eso no debería quitar para que también busquen mantener su propio espacio, que no pierdan ese carácter propio que al fin y al cabo fue el que atrajo a la otra persona.

      Y al fin y al cabo, como bien dices, cada uno ve las cosas según le parece oportuno

      Eliminar
  4. Será por mi eterno afán de llevar la contraria, pero creo que la amiga Nuria Roca lo pinta todo muy chupi.
    Y no es que no pueda tener razón, claro que sí, pero en ocasiones las expresiones que critica son bastante acertadas.

    Si estás con alguien durante años, planeas una vida juntos, tienes buenas vibraciones, expectativas de futuro, y la cosa acaba es un fracaso te pongas como te pongas.

    Y si tras una relación te quedas echa polvo, desubicada y sin ganas de nada y vuelves a encontrar la felicidad con una nueva pareja estás rehaciendo tu vida.

    Creo que en el artículo le resta importancia a las relaciones, como si no significasen nada en la vida de una persona. En algunos casos puede tener razón, pero en otros es un chasco gordo cuando acaban y una alegría muy grande cuando se encuentran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso depende un poco de cómo se vivan, no es lo mismo un rollo de fin de semana que una relación de años, no va a ser lo mismo acabar una que otra, por toda la carga emotiva y de experiencias que ha habido en todo ese tiempo.

      Hay gente que enseguida pasa página y emprende una relación con otra persona y los que necesitan meses o incluso años para reconstruirse, por lo que habían dado de si mismos en la relación, por todo lo que habían entregado y deben recuperar.

      Yo creo que la idea del artículo es desmitificar un poco la idea de la ruptura como algo similar a la muerte, como un traumatismo muy complicado de superar. No es un trago fácil de pasar y hay mucho de reconstrucción , está claro, pero puede que tampoco sea el fin del mundo. Es un tema en el que tampoco hay nada definitivo, cada uno lo vive a su manera

      Eliminar
  5. Me sigue sorprendiendo que, como periodista que eres, sigas hablando de "cosas" que lees por internet y no pongas el link ni cites la fuente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es, mea culpa, que aquí siempre olvido un poco las obligaciones periodísticas. Ahí va el enlace del artículo

      http://blogs.grazia.es/el-dos-doble-nuria-roca/la-perversion-del-lenguaje/

      Eliminar
  6. Estoy bastante de acuerdo con todo, y como tu creo que a veces le damos excesiva importancia al lenguaje y es ahí cuando estamos marcando diferencias...lo importante como dices tu es la intención de las palabras. Y en cuanto a lo de tener o no tener pareja, yo creo que no es una mejor que la otra. Yo disfruté de mi soltería muchos años y ahora disfruto de mi vida en pareja, creo que hay que saber disfrutar de uno mismo con o sin pareja. Yo no tuve pareja estable hasta los 32 y vivía divinamente...Creo que hay que saber vivir lo que llega. Hay muchas personas que por prejuicios, miedos...se prohiben a si mismas tener pareja o se boicotean perdiéndose una experiencia más de la vida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno, estar en pareja cuando realmente quieres estar, porque esa persona te aporta y te hace ir un poco más allá, sin pensar en conveniencias ni miedos. Cada vez que estoy desanimado y tengo miedo de las soledades, pienso en toda la gente interesante y maravillosa que he conocido con los años y que me habría perdido si me hubiera quedado agazapado en un rincón, doliéndome de todo. Las experiencias nunca dejan de llegar

      Eliminar