martes, 16 de abril de 2013

Descubriendo a Moderna de Pueblo

Muchas veces descubrimos por casualidad obras artísticas de las que no teníamos ni idea y sin embargo nos tocan desde el primer momento, nos llegan lo que que cuentan o la forma en la que se cuentan y de desconocidas pasan a ser un referente. Como uno de esos flechazos a primera vista. Pues bien, esto acaba de sucederme con el libro "Los capullos no regalan flores", de Moderna de Pueblo, el alias artístico de la tarraconense Raquel Córcoles. Una chica que no dibuja ojos a sus personajes (siempre salen tapados por gafas o flequillos) porque dice que le salen como si fueran un dibujo manga, de esos enormes. Y sin embargo, ella misma tiene unos ojos azules preciosos. Ironías de la vida.

A Moderna de Pueblo la he descubierto recientemente, viendo aparecer su nombre en varios sitios de Internet y me acordé cuando hace un par de años oí hablar de ella por vez primera con la publicación del volumen "Soy de pueblo", que publicó junto a Marta Rabadán y entonces no hice mucho caso. Pensé que formaba parte de la tribu urbana de los modernos, una tribu que detesto por ese afán que tienen siempre de hacerse las personas más interesantes del mundo (que generalmente no son) y no dejan de ser pura fachada. Pero me equivocaba, ya que Moderna de Pueblo muestra con ironía muchos de esos comportamientos y los hace ver con la ridiculez que les corresponde. Para los que no conozcan el estilo de la autora, aquí dejo unas muestras.










En "Los capullos no regalan flores" se centra en las actitudes de los hombres ante las mujeres y los modos de actuar en las relaciones sentimentales. Aunque alguien pueda pensar que se trata de contenido "girly", más atrayente para mujeres que para hombres, creo que cualquier hombre que quiera verse un poco reflejado desde el otro lado puede interesarse en el volumen. Al fin y al cabo habla de las eternas diferencias entre el sector masculino y femenino y lo hace de una forma divertida y amena, construyendo una de esas historias que se leen con agrado y de un tirón. Yo me terminé las 160 páginas del volumen en apenas 3 horas y eso que no me gusta leer los libros de un tirón, prefiero ir poco a poco degustando la historia. Pero en este caso no pude parar de leer, algo que sólo me había pasado una vez hace muchos años cuando leí "La metamorfosis" de Kafka (que no es precisamente el mismo tipo de libro que el de Moderna de Pueblo) en un lapso de tiempo similar.

Así pues, para los que no se hayan acercado aún a sus viñetas, recomiendo la lectura de Moderna de Pueblo/Raquel Córcoles. Un ingenio al que merece la pena seguirle la pista.

10 comentarios:

  1. Qué coincidencia! Justo ayer estuve en casa de una amiga cenando y me enseñó este libro...a mi es que me encantan las viñetas y los tebeos en general. Tiene buena pinta.

    Jajaja lo de los modernis...he de decir que en mi entorno no abundan, y lo que más veo es a gente copiando el estilo nada más. De todas formas está claro que no me gusta ese tipo de gente tan...pedante y suelo evitar a toda costa codearme con personas que no me gustan, no me ajunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una idea que tiene muchas posibilidades de gustar a mucha más gente, porque muchos conocemos a personas que caen en algunos de esos tópicos con el fin de darse aires para parecer más interesantes. Pero sobre todo porque al final habla de hombres y mujeres y de las pequeñas miserias de cada uno y lo hace con gran simpatía

      Eliminar
  2. Yo soy fannnn!! Me encanta...veo reflejada a tanta gente en sus viñetas, que me parto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso gustan a medida que se dan a conocer. Más allá de hablar de modernos, sus viñetas acaban hablando de nosotros y de lo que somos en algunas situaciones y momentos de nuestra vida

      Eliminar
  3. La discubri gracias a facebook y me gusta bastante su humor. Por eso mismo que dices porque deja al descubierto, lo que ahora se esta poniendo de moda llamar POSTUREO, el de culto y no serlo el de moderno y no serlo, etc etc...
    Me gusta ese tipo de humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El postureo como palabra se ha puesto muy de moda ahora y designa algo que viene de siempre, de esa necesidad de darse ínfulas para parecer más interesante de lo que se es y resultar atractivo de cara a los demás. Como esas colas tan coloristas de los pavos, postureo para tratar de atraer a la hembra.

      Hoy con el auge de tantas modos de comunicación, las formas de hacer postureo en el mundo humano se han multiplicado. Y ninguno podemos escapar, porque incluso renegar del postureo es un postureo en si mismo

      Eliminar
  4. Ya sabes que me encanta, aunque creo que me gustó más en el primer libro que en el segundo. Yo creo que por un lado critica el "moderneo", pero en parte también es gracioso cuando haces alguna de las cosas que dice o conoces gente así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, la identificación es clave. Yo siendo hombre me sentí cercano en muchas cosas que piensa o que le pasan a Moderna de Pueblo. Ahí es donde está el mérito, en construir un personaje con el que puedas empatizar, más allá de que su sexo o sus ideas puedan ser diferentes a las tuyas.

      Tras la grata experiencia de esta lectura, es cuestión de tiempo que caiga el primer de la autora, quiero más dosis de Moderna de Pueblo

      Eliminar
  5. Estuve en el FNAC el día de Sant Jordi y haciendo la cola para pagar el libro que compré, vi que la chica de detrás llevaba ese libro. Ya había visto algo de Moderna de Pueblo por Facebook y me había guardado su blog en favoritos para leerlo cuando tuviese tiempo. Lo único que leí fue que de ser una blogger más ha pasado a publicar un libro. Ahí sigue, en favoritos, sin ser visitado por mi todavía. Así que allá voy, porque estas viñetas me han gustado mucho! Sobre todo la del culo de Scarlett jajaja

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la chica está atravesando el momento de ponerse de moda, que su visión de la cultura pop está empezando a tener mucho seguimiento. Y además sabe contar las cosas con ironía interesante, sin caer en lo cutre. Yo era un poco reticente al principio y me ha acabado convenciendo, así que prueba, que seguro que te gustará.

      Besos para ti también

      Eliminar